Partido trampa por la situación de ambos equipos, uno liderando la clasificación y otro en la parte baja.

El Benidorm salió relajado, sin tensión, fallando pases fáciles y sin crear peligro, mientras que los locales se dedicaron a salir a la contra sin mucho éxito. Primera parte 0-0. Segunda parte empezó igual, pero poco a poco los visitantes se vinieron arriba. Sin hacer mucho juego gracias a la presión del rival en su propio campo, se dedicaron a entrar por bandas, pero tampoco encontraron el gol. Fue en el minuto de descuento cuando Álvaro sacó de banda al corazón del área y Bachar peinó el balón al segundo palo, donde estaba Aarón para empujarla y hacer el gol de la victoria.
Buen trabajo del equipo en general, que aunque no estamos pasando nuestro mejor momento en cuanto a juego, estamos solventando los partidos gracias a la confianza que tenemos en nosotros. Seguiremos mejorando.