Nuevo partido el jugado en los campos del rincón donde era más que un partido normal, pues cuando se disputa un derbi la adrenalina y pulsaciones suben y muy altas.
El derbi no defraudó, mucha tensión, vigilancia pero realmente quien puso la carne en el asador fuimos nosotros.
El comienzo fue para el local donde le dejamos la iniciativa pero solo fueron diez minutos pues le hicimos tal presión que realmente no eran capaces de plantarse en nuestra área.
Eso produjo que en dos contras bien manejadas y con mucha velocidad diéramos dos estocadas de muerte al rival y así finalizar con los propósitos rivales.
Decir que aparte de los dos goles tuvimos mas ocasiones y ellos ninguna clara por eso merecida victoria para los chicos de la Fundación.
Un saludo Iñaki.