Cuarto partido de la temporada el disputado en Sueca en un campo no acorde a los tiempos que estamos y menos para una categoría como la de preferente.
Comenzó el partido bajo la lluvia donde nuestro banquillo tenía el techo parcialmente roto.
El primer tiempo fue raro donde el balón apenas tocaba el suelo, no obstante fue nuestra la iniciativa y eso tuvo su recompensa abriendo el marcador Álvaro en el 21′ y llegando así al descanso.
Rabiamos que el rival saldría guerrero en el segundo tiempo y así fue, nos sometieron a una presión alta no dejándonos tener la posesión del balón pero eso hizo que aprovecháramos una oportunidad y Jiménez en el 61′ hiciera el 0-2. Pero entonces no supimos rematar la faena y nos dejamos contagiar con las provocaciones y caímos en su trampa y en el 71′ recortaron distancias, nosotros queríamos el final pues el partido estaba peligroso y justo antes de pitar el final en el 82′ de un remate de cabeza por falta de intensidad en las marcas nos dejamos dos puntos regalando el empate al rival.
Aunque el arbitro puso el minuto 80 fue en el 82′.
Hay que aprender de los errores y los partidos duran hasta el pitido final del arbitro.
Un saludo Iñaki.